1997-1998

Ante la imposibilidad para crecer por los escasos subsidios financieros por parte del gobierno, el Dr. Castañeda estableció la Fundación Aldo Castañeda como un instrumento de recaudación de fondos.

Al inicio del programa, Aldo solo pudo conseguir 3 cardiólogos pediátricos practicantes en Guatemala. Este grupo creció a 8 cardiólogos con especialización en ecocardiografía, intervenciones de cateterización y diagnóstico y electrofisiología intervensional. También promovió el entrenamiento profesional de anestesiólogos, enfermeras y técnicos.

En un inicio Aldo era el único cirujano cardíaco pediátrico trabajando “pro bono” para salvar a todos esos niños. Luego entrenó a 3 cirujanos más de Guatemala.

Comparte esta publicación